jueves, 19 de septiembre de 2013

UN AÑO DE CONFESIONES

un año de confesiones... Confiteor Deo omnipotenti et vobis, fratres, quia peccavi nimis cogitatione, verbo, opere et omissione...

Se cumple ahora un año desde la creación de este peculiar confesionario, un espacio que ante todo nació como un ejercicio artístico, una muestra de mi idiosincrasia, de mi delirio...La publicación de los artículos no sigue un método per se, sino que es producto de impulsos nerviosos, de instantes de inspiración, de estados febriles, de reflexiones y de pasiones.La continuidad del mismo, no está pues sujeta a condicionamientos exógenos, sino a un acto volitivo, propio, a un fenómeno de la voluntad.Es un reducto para un libre-penseur, que huye de la rigidez de la ortodoxia y que abre su peculiaridad al viajero de paso.

No prometo constancia, pero si pretensiones de perennidad. Os invito a que dejeis volar vuestra curiosidad hacia un desenlace imprevisto, espero que esto haya sido un prólogo de lo inacabado.

Gracias a todos los lectores

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada